lunes, 1 de octubre de 2012

ORACIÓN DEL HARTO

Me tienen harto los  burgueses (pero los burgueses siempre me tuvieron harto)

Me tienen harto los progresistas, que se quedaron sin bandera y agitan cualquier cosa, aunque venga del lado que antes criticaban.

Me tienen harto los chicaneros de lo cotidiano que no aportan mas que chicanas.

Me tienen harto los izquierdoides que mezclan a Lenin con el Dalai Lama. Y también los izquierdosos iluminados cuyas razones están siempre más allá de las razones de los demás.

Me tienen harto los anarquistas de chalet, que tienen auto y cuenta corriente.

Me tienen harto los “independientes” que atacan apuntando para un lado solo.

Me tienen harto los defensores del medio ambiente que se arrancan la ropa por las especies en extinción y no se arrancan nada por la extinción de los desarrapados de siempre.

Me tienen harto los revolucionarios de living, que justifican los monopolios y otras miserables formas de explotación.

Me tienen harto los demócratas que sueñan con golpes de estado.

Me tienen harto los intelectuales a la violeta pero más, los intelectuales que reflexionan de acuerdo a su estado de cuenta bancaria.

Me tienen harto los periodistas que muestran la hilacha y se olvidaron de hacer periodismo. Sean del signo que sean.

Me tienen harto los opositores a como de lugar, que festejan lo que sale mal y ningunean lo que sale bien.

Me tienen harto los que se cuelgan de los malos presagios con una sonrisa idiota.

Me tienen harto los puristas de cualquier cosa. También los ambidiestros de lo que venga.

Me tienen harto los optimistas de lo que no hay y los pesimistas de todo.

Y me tiene harto esta sensación mía de hartazgo sin final




No hay comentarios:

Publicar un comentario